Cómo se hacen los juegos de mesa

¿Cómo se hacen los juegos de mesa? Seguro que alguna vez te lo has preguntado, o al menos, has sentido curiosidad por saber cómo se realizan.

En este post, te vamos a explicar cómo se hacen, y te vamos a dar ideas para crear un juego de mesa, para que fabriques el tuyo propio.

Como se hace un juego de mesa
Imagen de: Kara Babcock

Fabricar mi juego de mesa

Hay dos formas de crear un juego de mesa.

El modo sencillo es construir un juego a semejanza de uno ya existente, como una baraja de cartas, el parchís, o cualquier otro con las reglas y la dinámica de juego ya diseñadas. En ese sentido, fabricar tu juego de mesa se tratará más de una actividad artesanal que otra cosa.

El modo difícil es diseñar tu juego de mesa desde cero. Esta opción requerirá de mucho más tiempo a la hora de diseñar los conceptos, fabricarlo, e incluso de testearlo para comprobar que tus ideas funcionan.

Hacer un juego de mesa casero ya existente

En nuestra web, ya te explicamos cómo hacer algunos juegos de mesa, en las entradas de los juegos. Aquí te dejamos algunos enlaces para que aprendas a fabricar un parchís, y seguiremos incrementando la lista a medida que vayamos explicando más.

Como se hace un:

Diseñar tu propio juego de mesa desde cero

Si quieres comenzar a hacer un juego de mesa desde cero, tienes que armarte, ante todo, de energía y perseverancia, pues irás abriendo diferentes opciones en las que sabrás cómo quieres empezar, pero no cómo terminar.

Lo primero, es establecer qué es lo que quieres hacer. Para ello, previamente, tendrás que haber jugado a muchos juegos de mesa, y conocer muchas mecánicas y estilos de juego para poder desarrollar el tuyo propio. Solo copiando se aprende, y aunque intentes ser lo más original, no puedes partir de la nada.

Tienes que tener claro en qué tipo de juego de mesa estás pensando, y hacia qué jugadores quieres enfocarlo, porque no es lo mismo diseñar un juego dirigido a los niños, que otro orientado a jugones que saben de qué va el tema.

Una vez establecido qué tipo de juego quieres hacer, ahora tienes que llevarlo a cabo. Para crearlo, lo mejor es que tengas una referencia, por ejemplo, un estilo Alhambra, o algo del tipo Carcassonne, pero con una temática de personajes de Star Wars, etc. Puedes intentar ser original, pero para las primeras veces, lo mejor es tener como referencia algún juego para poder tener un punto de partida.

¡Es hora de diseñar un tablero de juego!

Crear tablero de juego de mesa

Tablero de juego de mesa
Plantilla de tablero de juego de mesa

Para crear tu tablero, necesitarás lápiz y papel para diseñar un borrador inicial. Diseña tu tablero sin miedo a equivocarte, pues ahora puedes hacerlo y probar qué es lo que más se ajusta a lo que tú quieres.

Una vez lo tengas más o menos claro, puedes comenzar con un diseño de tablero más avanzado, con materiales más caros, y dedicándole más tiempo.

Si aún tienes dudas o no sabes por dónde empezar, puedes descargarte una plantilla de juego de mesa y modificarla. Tienes varias páginas que te ofrecen este tipo de descargas.

Por mi parte, yo te dejo el enlace a una de estas páginas. Ésta requiere de una suscripción de pago, pero puedes coger las plantillas que te ofrecen (como la de la imagen), e imprimirla sin necesidad de registrarte ni pagar nada.

PLANTILLAS DE TABLEROS DE JUEGOS DE MESA

Intenta que reine la sencillez en tu diseño, porque complicarlo o realizar demasiados añadidos, provocarán que te cueste mucho avanzar. Intenta que tu tablero sea lo más sencillo posible, y ya tendrás tiempo de mejorarlo o realizarle añadidos más adelante, cuando veas que funciona todo bien.

Vamos a por las mecánicas.

Mecánica del juego de mesa

Ahora le toca el turno a la mecánica de tu juego. Este paso puedes realizarlo antes de diseñar tu tablero, pero yo he decidido ponerlo después, porque, con un tablero, ya es más sencillo desarrollar este punto.

Creación de mecánicas de juego
Imagen de: Victoria E.

Aquí tendrás que decidir si los jugadores tienen que tirar dados, si han de utilizar algún tipo de cartas en concreto, comprar y vender elementos de juego, etc. O una combinación de varias de estas mecánicas.

Nuevamente, inspírate en algún juego de mesa previo y comienza a constituir tus normas. ¿Si cae en la casilla amarilla retrocede? ¿o roba una carta? ¿la carta es un premio o es un castigo? ¿ayudas o penalizas a otro jugador? las posibilidades en este punto, son hasta donde lleve tu ingenio.

Pero recuerda, de nuevo te repito que intentes crear una mecánica sencilla, para que no te atasques con algo muy complicado. Si tu juego de mesa avanza y evoluciona, ya tendrás tiempo de complicarlo más adelante.

En este punto, tu juego de mesa ya debería de encontrarse en una fase de desarrollo lo suficientemente avanzada como para comenzar a realizar las primeras pruebas con él.

Pon a prueba tu creación

Ha llegado el momento de probar tu juego, ver lo que falla o lo que podrías mejorar. Empieza realizando pruebas, e incluso utilizando a tus familiares o amigos más cercanos para realizar testeos jugando.

Comparte tu juego de mesa
Los juegos de mesa caseros, cada vez son más populares.

Ahora que estás revisándolo, y corrigiendo errores, puedes comenzar a escribir las reglas del juego a medida que lo vas probando. O más bien, un boceto de dichas reglas que tendrás que ir perfeccionando.

Una vez que vayas limando tu juego (tienes que haber jugado unas cuántas partidas y tener escrita una primera revisión de tus reglas de juego), ahora es el momento de que amplíes horizontes, y pongas tu creación en otras manos, que lo jueguen, critiquen, y te ayuden a corregir errores.

Hazle un lavado de cara a tu obra y ponla a punto, como cuando te engalanas con el traje del domingo, porque ahora toca que lo chequeen desconocidos, y les tiene que entrar por lo ojos. Así que es importante que tu juego en este punto esté atractivo.

En la asociación Ludo, puedes encontrar un montón de prototipos de gente anónima que, además de proporcionarte muy buenas ideas, puede ayudarte a que los demás jueguen tu creación.

Para subir tu juego en esta asociación tendrás que registrarte previamente. Tiene una cuota anual de 40€, así que en caso de que no dispongas de ese dinero, tienes la opción de Facebook, por ejemplo, para poder compartir.

Una vez revisado y rejugado mil veces, por ti y por otros jugadores, tu juego de mesa está definido y perfeccionado. Te queda darle una última vuelta, añadiendo los retoques que le den ese punto más, y la decisión definitiva: si decides publicarlo.

Publicar tu juego de mesa

Si has llegado hasta este punto, publicar tu juego de mesa no es ninguna locura. Puedes hacerlo de varias maneras.

Por ejemplo, puedes subirlo tu mism@ a la web, y compartirlo gratis con todo el mundo.

O si tus aspiraciones vuelan más alto, puedes intentar crear varios y venderlo. Compartimos contigo este enlace de una fábrica de juegos de mesa que puede darte un presupuesto por tu prototipo.

La empresa es Agr GAMES MANUFACTURE. Pero con una búsqueda rápida en Google, puedes encontrar bastantes empresas y asociaciones de este tipo.

El coste de fabricar tu juego de mesa en estas empresas es alto, por lo que puedes intentar financiar tu proyecto por la vía del crowfunding. Si tu proyecto es bueno, y sabes venderte bien, puedes llegar a recibir el apoyo suficiente para poder financiarlo sin problemas. Puedes echar un vistazo a plataformas como Verkami o Kickstarter para estudiar esta vía.

Y si consigues publicar tu juego, házmelo saber. Lo jugaré, lo analizaré y te daré mi opinión con mucho gusto. Aparte de darte la enhorabuena por llegar hasta el final en un proyecto de este tipo.

Si quieres conocer más sobre juegos de mesa, no dudes en visitarme con frecuencia a dejuegosdemesa.com, para que me sienta arropado, y siga haciendo posts, jugando a juegos de mesa y analizándolos.

Deja un comentario