Caca Chaf

Los juegos infantiles también tienen su cabida en esta web. Ya hemos analizado alguno, como el divertido tragabolas, y hoy vamos a hablaros sobre el juego Caca Chaf.

¡Caca Chaf!, también conocido como «No pises la caca» o, en su versión norteamericana como «Don’t Step In It!», es un juego para toda la familia, aunque enfocado claramente a un público infantil.

Podrás encontrarlo en casi cualquier gran superficie en España (El corte inglés, Alcampo, Toys’rus, Carrefour, Juguettos, etc.) y, por supuesto, online. Ronda un precio de unos 20€ (agosto de 2022).

CÓMO SE JUEGA

Jugar a este juego de caca es muy sencillo. Lo primero que tendremos que hacer, antes de jugar es preparar las 💩💩💩 y, para ello, disponemos de un molde y unas plastilinas que vienen con el juego.

NOTA IMPORTANTE PARA CELÍACOS

Las plastilinas que vienen de serie con el juego, a día de hoy (agosto 2022), contienen gluten, por lo que es muy recomendable que os hagáis con unas plastilinas sin gluten para poder jugar.

Siguiendo las instrucciones de Caca Chaf, tendremos que disponer 5 de nuestras recién fabricadas 💩💩💩 en diferentes puntos del tapete de juego.

El primer jugador se pondrá en el extremo del tapete y se vendará los ojos con el vendaje que nos viene con el juego.

Ruleta del juego !Caca Chaf!

Después, otro jugador girará una ruleta -como la de la imagen de al lado- e indicará al malogrado caminante los pasos que le indique la ruleta.

Como puedes ver en la imagen, la ruleta tiene unos símbolos de unos pies 👣, que significa los pasos que tienes que dar.

También están los símbolos de las cacas junto con un más, un menos y una elipse con flechitas.

  • + 💩 –> Se añade una caca.
  • 💩 –> Se elimina una caca.
  • 💩 –> Se recoloca una caca.

El caminante tendrá que atravesar el tapete del juego de la caca, como mínimo, en los pasos que indique la ruleta. Si llega al otro extremo sin haber cubierto ese número mínimo de pasos, tendrá que volver a comenzar hasta cumplir el número de pasos indicado en la ruleta.

No se puede pisar fuera del tapete, ni saltar, ni correr, ni ir de puntillas.

Una vez que hayas finalizado tu minado paseo, quítate el vendaje de los ojos, cuenta las 💩💩💩 que has pisado y pásale el vendaje al siguiente jugador o jugadora.

Las cacas que hayas pisado tendrás que volver a ponerlas en el molde para que vuelvan a lucir, hermosas, de cara al siguiente caminante.

Ganará la partida el jugador que menos cacas haya pisado en el recuento final.

Puedes jugar también una versión de un solo jugador girando la ruleta y añadiendo o quitando cacas (no recolocando) antes de colocarte el vendaje. Después, tienes que intentar cruzar el tapete sin pisar ninguna de ellas.


CACA CHAF UNICORNIO

También podemos encontrar una edición del juego Caca Chaf Unicornio exactamente igual a la edición clásica.

La diferencia está únicamente en el diseño y en los llamativos colores de las cacas pero el juego es exactamente el mismo. Es el juego de una caca, pero bonita.


En este post, omitiremos nuestro habitual apartado para poder jugar online a este juego de mesa, porque no existe ninguna edición digital de este divertimento pisa caca. Al menos que nosotros conozcamos.

Y sobre otro apartado bastante habitual, donde explicamos cómo hacer nuestro juego de mesa casero, puedes optar por crearte tú mismo o tú misma un cacachaf con tu estilo personal.

Pisando una caca

Lo único que tendrías que hacer sería coger algunas plastilinas y moldearlas al gusto hasta lograr formas de excremento.

Después, tendrías que habilitar un espacio para cruzar, sorteándolas. Ese espacio podría ser perfectamente el pasillo de una casa, como ejemplo.

Por lo tanto, el único material que necesitarías realmente, serían unas plastilinas de color marrón💩.

En internet te puedes encontrar con cualquier cosa y, si quieres, puedes encontrar moldes con forma de caca. Pero fabricar un truño realista con una plastilina de color marrón resulta bastante sencillo sin necesidad de utilizar un molde.


¡Caca Chaf! es un juego muy sencillo, pensado para niños, y cuyo mayor reclamo es la gracia de que puedas pisar una caca como algo gracioso. Pero esta gracia se desvanece en unas cuántas pisadas…

Además, el tapete de juego se queda muy corto, sobre todo para los pasos de los adultos.

¡Caca Chaf! dará a los peques un rato de diversión, pero se olvidarán de él pronto. En mi opinión, no aporta demasiado como sí ocurre con otros juegos de mesa. No lo recomendaría.

¿Qué te ha parecido? ¿Me ha faltado algo que añadir? Cualquier comentario será bienvenido, así que ya sabes que puedes escribirme mediante el formulario de contacto que encontrarás en esta web o a través de mi correo electrónico: info@dejuegosdemesa.com.

También puedes encontrarnos en nuestras redes sociales: Facebook, Instagram o Twitter.

Deja un comentario